4 pasos a seguir para elegir el suelo de mi vivienda, oficina o local

 

Si estás pensando en cambiar el aspecto de tu suelo, este artículo te va a aclarar muchas dudas.

Hoy en día vamos a elegir un suelo para nuestra casa, y al llegar a la tienda donde lo piensas comprar, tal vez te explote la cabeza. Existen infinidad de tipos de pavimentos de interior, de exterior, resistente a las ralladuras, con diferentes índices de resbaladicidad, existen de madera, laminados, vinílicos, parqué… y podría continuar alargando la lista un buen rato.

Por tanto, te explico a continuación qué debes tener en cuenta y las características de los distintos materiales.

Paso nº1: Nuevo pavimento sobre el que tengo o no.

Decidir si queremos colocar el nuevo pavimento sobre un pavimento existente, o si vamos a demoler el que tenemos para incorporarlo de nuevo, que esta última opción sería el mismo caso si estás con una obra nueva y es la primera vez que vas a colocar pavimento.

Para decidir si puedo colocar mi pavimento sobre uno que ya existe (opción más económica) debo fijarme bien en el estado en el que se encuentra ahora mismo mi suelo, ¿Tiene desniveles? ¿Tiene piezas rotas? Si te ocurre esto, yo recomiendo demoler el pavimento o incorporar una pasta niveladora.

Paso nº2: Conocer la normativa de obligado cumplimiento.

Una vez decidido si colocamos el pavimento sobre el antiguo o sobre soporte de mortero, podemos elegir el material. La única condición obligatoria que debe cumplir en cuento a normativa es que tenga el índice de resbaladicidad adecuado según la estancia. Esto se especifica en el Código Técnico de la Edificación (CTE) por clases: Clase 1 (estancias secas) Clase 2 (estancias húmedas: Cocina, solana y baños) Clase 3 (estancias con agua como duchas o exteriores).

Un error muy común es elegir un pavimento clase 1 para toda la casa, no cumpliendo este para las estancias húmedas.

Por tanto, si quieres que tu vivienda tenga el mismo material en toda ella, debes elegir un pavimento clase 2 para toda la vivienda, no hay problema y se suele hacer bastante. Existen pavimentos del mismo aspecto que te vienen en clase 1 y en clase 2, también es una posibilidad.

Paso nº3: Elegir material. Descripción y ventajas e inconvenientes de los más usuales.

Los más usuales son 4: Parqué, laminado, tarima, vinílico y cerámico.

Vamos a ver las diferencias entre ellos.

Parqué: es un material de madera natural. Suelen ser varias capas de madera fina acopladas unas con otras. Se suele colocar de manera flotante (sin material de agarre).

Ventajas: Material cálido, resistente, natural, sostenible y amable con el medio ambiente. Admite lijado y barnizado para su tratamiento.

Inconvenientes: Precio (50-70€ /m²), algo más débil a las ralladuras. Al ser madera natural siempre se debe tener más cuidado con la humedad y con el sol.

Laminado: El laminado aparece para digamos “sustituir al parqué”, siendo este un material conformado por varias capas de distintos materiales pero que su aspecto es muy parecido al parqué. Suelen estar formados de melanina y panel de fibras resistente a la humedad.

Ventajas: Precio (15-25€/m²), alta resistencia a la humedad, estéticamente se parece bastante a un buen parqué.

Inconvenientes: No admite tratamiento y por tanto su durabilidad en el tiempo puede ser menor a la del parqué. No es especialmente un material amable con el medio ambiente ya que al mezclarse varios tipos de capas aumentan la huella de carbono en su fabricación y a la hora de retirarlo es muy complicado el reciclaje.

Tarima flotante: Suelen ser pavimentos de parqué o laminados colocados de manera flotante (sin material de agarre). Se debe analizar el material que nos ofrece esta tarima si es un laminado o un parqué.

Ventajas: Colocar un pavimento de manera flotante sin pasta de agarre hará que el trabajo sea más limpio y sencillo.

Inconvenientes: Con algunos suelos, suele oírse al pisar por el aire que queda bajo sus piezas, siempre se debe contratar a profesionales de colocación para que tenga un buen resultado.

Vinílico: Este pavimento está compuesto por policloruro de vinilo (PVC).

Ventajas: Tiene múltiples acabados. Precio (9-25 €). Se pueden encontrar suelos vinílicos muy baratos.

Inconvenientes: Está formado por plástico, un material que nos ha invadido y debemos eliminar, es contaminante y además poco resistente.

Cerámico: Un material que se conoce desde la antigüedad. Se trata de arcilla cocida. Dentro de las cerámicas, encontramos el porcelánico, el gres, los azulejos… Debemos informarnos de sus características porque la diferencia suele estar en su durabilidad, según el grado de cocción de la arcilla, siendo el porcelánico más resistente que el gres por ejemplo.

Ventajas: Precio (12-18 €). Bastante duradero, gran resistencia a la humedad.

Inconvenientes: Suelo frio, no es cálido al pisar. La cerámica no se puede colocar de manera flotante por tanto es siempre algo más sucio, debido al mortero que se utiliza para agarrarlo a la superficie. Su impacto en el medio ambiente es medio, es verdad que es arcilla, pero al cocerla se utiliza maquinaria que deja una huella de carbono mayor a la de un suelo de madera, pero menor a la de un suelo vinílico.

Paso nº4: Colocación.

Una vez elegido y comprado nuestro pavimento, tenemos que colocarlo.

Al colocarlo, como ya comenté al principio será de manera flotante o con pasta de agarre, dependiendo también del material que hayamos elegido.

La mejor opción, por supuesto es contratar a una empresa especializada, ya que cada material tiene sus características y sus instrucciones de colocación.

Según la pieza o su tamaño, el encolado es de una forma u otro, o según el material es mejor colocarlo sin pasta de agarre o no.

Aquí entraríamos en temas más específicos que podríamos comentar mediante una consultoría para ver qué opción es la correcta.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies